Empieza a hacer asociaciones de palabra y sonido. Incluso antes de empezar con el alfabeto y otros sonidos específicos, ayuda a tu niño a reconocer que las líneas en la página están directamente correlacionadas con las palabras que salen de tu boca. Mientras le lees en voz alta, señala cada palabra en la página al mismo tiempo que la dices. Esto le ayudará a captar el patrón de palabras o líneas en la página relacionados con las palabras que pronuncies, en cuanto a su extensión y sonido.
Está claro que el primer consejo tiene que ser este: el ejemplo. Nosotros los padres somos sus máximos referentes y las personas en que más se fijan. Si nosotros no cogemos un libro, si apenas tenemos en casa y si no nos ven leer es más difícil que ellos quieran leer, porque les sonará raro que insistamos en que lean cuando nosotros no lo hacemos. Es más, los niños muchas veces llegan a la conclusión de que si insistimos demasiado en algo es que muy divertido no es (nadie les insiste en que vean la televisión, por ejemplo).
Además de asegurarse de que su hijo sepa que ver su tarea es una prioridad para usted, puede ayudarlo creando un ambiente de estudio eficaz. Un lugar silencioso, cómodo y bien iluminado con el material necesario. También puede resultar conveniente evitar las distracciones (como un televisor encendido) y establecer un horario de inicio y finalización.
La lectura es una de las formas más integrales para desarrollar en su hijo diferentes habilidades; ya que fomenta el desarrollo cerebral, la comprensión lectora, introduce al niño en el buen uso del lenguaje, le permite establecer conexiones entre conocimientos, contribuye al desarrollo analítico, fomenta la estabilidad psicológica por la multiplicidad de respuestas que ofrece, cultiva la disciplina, entre otras; sin embargo, a veces no resulta tan fácil lograr en los niños disciplina y constancia en la lectura. Porque sabemos que es una labor difícil, le ayudamos a que identifique cuál o cuáles de estas conductas justifican la conducta de su hijo frente a la lectura. Te puede interesar: ¿Cómo fomentar el hábito de lectura y escritura en tus hijos?
Si su hijo cambia una palabra por otra mientras está leyendo, fíjese si tiene sentido. Si su hijo usa la palabra “perro” en lugar de “cachorro”, por ejemplo, el significado es el mismo. No detenga la lectura para corregirlo. Si su hijo usa una palabra que no tiene sentido (como “camino” en lugar de “cariño”), pídale que lea la oración nuevamente porque no está seguro de haber comprendido lo que acaba de leer. Reconozca los límites de la energía de su hijo. Suspenda cada sesión antes de que presente los primeros signos de fatiga o frustración o justo cuando demuestre tales signos.
La descodificación suele referirse al “sonido que se expulsa”. Se trata de un elemento importante en la enseñanza de la lectura, aunque no es el más importante. Una vez que el niño conoce los sonidos de cada una de las letras del abecedario, tiene que aprender a juntar las palabras (desde las más pequeñas hasta las más largas). Esta actividad es complicada en ocasiones, pero es importante enseñarles de forma creativa para que les resulte más ameno y menos pesado.
Al leer de forma global, estamos utilizando los dos hemisferios, percibimos la palabra como un todo, sin distinguir las letras, sino el dibujo que la conforma. La palabra entra por los ojos como una foto que es procesada y almacenada. Será después cuando el niño descubra las reglas que rigen el lenguajes escrito, al igual que descubre las reglas que rigen el lenguaje hablado  y, por ejemplo,  conjuga verbos nunca oídos (incluso regulariza verbos irregulares, lo cual nunca ha oído del adulto). Del mismo modo, el niño irá descubriendo como se combinan las letras para dar lugar a un mismo sonido, como coinciden en unas palabras y en otras, y en última instancia, como se descodifica el “código” del lenguaje escrito.

La mayoría de los niños aprenden a leer a los 6 ó 7 años. Algunos niños aprenden a los 4 ó 5 años. Incluso si un niño se encuentra en ventaja, es posible que la pierda al comenzar la escuela. Es muy probable que los demás estudiantes alcancen el nivel en segundo o tercer grado. Presionar a su hijo para que lea antes de que esté preparado puede afectar el interés de su hijo por aprender. Los niños que realmente disfrutan de aprender tienen más probabilidades de que les vaya bien en la escuela. Este amor por el aprendizaje no puede forzarse.
Asimismo, el método apuesta por adaptar el proceso de aprendizaje al ritmo de cada niño. Algunos pequeños son más precoces que otros y pueden avanzar rápidamente en los contenidos. Sin embargo, otros niños tendrán más dificultades para aprender a leer y escribir y es importante, readaptar el contenido a su ritmo de aprendizaje y ofrecerles el tiempo que necesitan.
Se parte de la idea de los bits de inteligencia, unidades básicas de información que el niño puede llegar a entender o comprender. Es necesario que dicho elemento sea representativo de una sola idea y que ésta resulta nueva para el sujeto. En base a esta idea, el bebé puede llegar a aprender a relacionar las letras sin necesidad de conocer el abecedario: se trata de que entienda el concepto en sí y lo asocie a la palabra.
Un último sistema más evolucionado son los bits de lectura, que consiste en que las palabras se forman a partir de su pronunciación, además de salir la imagen sobre lo que representan. Hay libros específicos dedicados a desempeñar este método. Se comienza con sustantivos y, conforme a la evolución del niño, se deriva hacia adjetivos, verbos, etc, y el resultado son cuentos de fotos.
El autor propone que es a partir de los dos años cuando empieza el momento más apropiado y de mayor utilidad para aprender a leer, debido a que se trata de un momento en la vida del sujeto en que existe un gran nivel de curiosidad y se posee una plasticidad que permite adquirir pequeñas informaciones con gran facilidad y de manera entusiasta. Se sugiere que a partir de entonces va a ser cada vez un poco más complicado aprender a leer. Se considera que un niño puede aprender a leer palabras ya con un año de vida, pudiendo leer frases a partir de los dos años y libros sencillos a partir de los tres.
Está claro que el primer consejo tiene que ser este: el ejemplo. Nosotros los padres somos sus máximos referentes y las personas en que más se fijan. Si nosotros no cogemos un libro, si apenas tenemos en casa y si no nos ven leer es más difícil que ellos quieran leer, porque les sonará raro que insistamos en que lean cuando nosotros no lo hacemos. Es más, los niños muchas veces llegan a la conclusión de que si insistimos demasiado en algo es que muy divertido no es (nadie les insiste en que vean la televisión, por ejemplo).
9. Privacidad del Visitante:En el siguiente Link se podrá consultar la Política de Privacidad que maneja J4Khttp://www.jardininfantilkidstown.com/. Para tal efecto datos personales es cualquier información que permite identificar a un individuo. Las clases de datos personales que el presente sitio puede recolectar incluyen el nombre y el apellido de la persona, domicilio, número de teléfono, cédula y dirección de correo electrónico (datos no sensibles). El titular de este sitio no recabaraningún dato personal sobre su persona a menos que Usted voluntariamente lo provea o de otro modo lo permita la normativa aplicable sobre protección de datos personales. En consecuencia, quien provee los datos reconoce que proporciona sus datos en forma absolutamente voluntaria y que los mismos son ciertos. Al hacer clicen [Acepto], el usuario manifiesta de manera expresa e inequívoca que es el legítimo Titular de la información proporcionada y que la misma es veraz, completa, exacta, actualizada y verificable. Del mismo modo, el usuario declara de manera libre, expresa, inequívoca e informada, que AUTORIZA a JUST 4 KIDSSAS para que, en los términos de la Ley 1581 de 2012, realice la recolección, almacenamiento, uso, circulación, supresión, y en general, Tratamiento de sus datos personales, incluyendo datos que puedan llegar a ser considerados como sensibles de conformidad con la Ley como el origen étnico, inclinaciones políticas, sexuales, religiosas o datos biométricos del Titular, para que dicho Tratamiento se realice con el propósito de lograr las siguientes finalidades.El usuario declara que se le ha informado de manera clara y comprensible que tiene derecho a conocer, actualizar y rectificar los datos personales proporcionados, a solicitar prueba de ésta autorización, asolicitar información sobre el uso que se le ha dado a sus datos personales, a presentar quejas ante la Superintendencia de Industria y Comercio por el uso indebido de los mismos, a revocar ésta autorización o solicitar la supresión de los datos personales suministrados y a acceder de forma gratuita a los mismos. El usuario declara que conoce y acepta el Manual de Tratamiento de Datos Personales de JUST 4 KIDSSAS Al hacer clicen [Acepto], manifiesta que reconoce y acepta que cualquier consulta o reclamación relacionada con el Tratamiento de sus datos personales podrá ser elevada verbalmente o por escrito ante JUST 4 KIDSSAScomo Responsable del Tratamiento, cuya link es: http://www.jardininfantilkidstown.comy su teléfono de atención es (57) (1)862 3247

Lee mucho a tu hijo. Nada como leer a un niño para incentivarle en la lectura y hacer que se interese por aprender a leer. Si lees a tu hijo y consigues que apasionarle por lo que estás leyendo, en seguida se despertará en él la curiosidad por aprender a leer por él mismo más y más historias. Y leer mucho significa leer todos los días, desde que tu hijo es bebé. Por supuesto, al principio deberás utilizar cuentos con muchas y vistosas ilustraciones. 
Las cosas que realmente valen la pena en la vida, no se compran con dinero. La felicidad y el amor no se venden ni se compran, se cultivan día tras día. Es importante que los niños sean conscientes de ello desde pequeños ya que así no caerán en la trampa de la que nos alertó Benjamín Franklin: “De aquel que opina que el dinero puede hacerlo todo, cabe sospechar que será capaz de hacer cualquier cosa por dinero”.
En la escuela primaria, los niños suelen tener evaluaciones de toda una unidad en matemática, ortografía, ciencias y estudios sociales. Asegúrese de saber las fechas de evaluación para ayudar a su hijo a estudiar con tiempo en lugar de hacerlo a las corridas la noche anterior. Es posible que también deba recordarle a su hijo que traiga el material de estudio correcto a su casa, como apuntes, guías de estudio o libros.

LANGUAGE! es para estudiantes que tienen problemas para leer en los grados 3-12 con calificaciones menores al 40 por ciento en los exámenes estandarizados. Es mayormente utilizado por maestros de educación especial. El currículo utiliza un formato de seis pasos por cada lección. El primer paso es la conciencia de palabra-sonido. El segundo paso es el reconocimiento y deletreado de las palabras. Luego vienen el vocabulario y la gramática. La comprensión de la lectura y auditiva vienen después. La escritura es el último paso. También hay una versión de este programa que está específicamente diseñado para los estudiantes del idioma inglés.
Y es que resulta fundamental hacer del aprendizaje algo divertido y ameno para el bebé y no una obligación impuesta y repetitiva. Se trata de plantearlo como un juego, que les permita experimentar, comunicarse, socializar y divertirse. De este modo el bebé asocia el hecho de aprender con algo que le produce alegría y lo estimula. De hecho, si se plantea como imposición sencillo que el bebé termine aborreciendo dicho aprendizaje y pueda tener mayores problemas en su adquisición.

8. Ayude a su hijo preparar para las pruebas. Las pruebas estandarizadas cumplen en la actualidad un papel fundamental en las escuelas públicas de los Estados Unidos. Su hijo puede dar una o más pruebas estandarizadas durante el año escolar y es posible que el maestro de su hijo dedique tiempo de clase a la preparación para el examen a lo largo del año. Como padre o madre, hay muchas formas de apoyar a su hijo antes y después de dar una prueba estandarizada, así como también hay muchas formas de apoyar los hábitos de estudio de su hijo a diario, que lo ayudará a estar mejor preparado cuando llegue el momento de la prueba. Cómo ayudar a su hijo a prepararse para las pruebas estandarizadas ofrece ideas para la preparación de pruebas estandarizadas y generales.
En comparación con los ilustrados, esos libros no motivan tantos temas de conversación, y ésta es esencial para el desarrollo del niño, dice Michele Morrison, directora de capacitación y apoyo de Parent-Child Home Program, una organización sin fines de lucro con sede en Nueva York que ayuda a familias de bajos ingresos a fomentar la interacción verbal entre padres e hijos en el hogar y el aprendizaje de los niños.

En esta fase se realiza un aprendizaje un poco más complejo. Se va a pasar de reconocer palabras sueltas a intentar componer una frase. El progenitor debe generar una cartulina con cada palabra de la frase a aprender. Se realiza el aprendizaje de cada palabra por separado. Luego se juntan y se ordenan, y se solicita al niño que indique qué palabra es cada una de ellas. Se trata de aprender a leer palabras relacionadas entre sí.

Asimismo, se pueden usar tarjetas y un rotulador para escribir los nombres de los objetos de la casa y etiquetarlos: silla, mesa, cama, lavabo, etc. Así el niño se familiarizará con las palabras. Además de la lectura de libros, acostumbrarse a ver las palabras escritas les ayudará a asimilarlas y que después les resulte más fácil detectarlas dentro de textos.
8. Conducta Prohibida del Usuario.Usted garantiza y está de acuerdo en que, mientras use el Sitio Web y los diversos servicios y artículos que se ofrecen en o a través del Sitio Web, usted no: (a)personalizará a ninguna persona o entidad ni desvirtuará su afiliación con alguna otra persona o entidad; (b)insertará su propio anuncio, posicionamiento de marca o algún otro contenido promocional o el de un terceroen cualquiera de los contenidos, materiales o servicios o materiales del Sitio Web (por ejemplo, sin limitación, en una actualización RSS o en un programa de radio grabado (podcast) recibido de J4Ko de algún otro modo a través del Sitio Web), ni usará,redistribuirá, republicará o explotará dichos contenidos o servicios con cualquier otro propósito adicional comercial o promocional; ni (c)intentará ganar acceso no autorizado a otros sistemas de cómputo a través del Sitio Web. Usted no: (i)participará en navegar por la red, en “raspar (scraping) la pantalla”, “raspar (scraping) la base dedatos”, en recolectar direcciones de correo electrónico, direcciones inalámbricas u otra información personal o de contactos, o cualquier otro medio automático de obtener listas de usuarios u otra información de o a través del sitio Web o de los servicios ofrecidos en o a través del Sitio Web, incluyendo, sin limitación, cualquier información que se encuentre en algún servidor o base de datos relacionada con el Sitio Web o los servicios ofrecidos en o a través del Sitio Web; (ii)obtendrá o intentará obtener acceso no autorizado a los sistemas de cómputo, materiales o información por cualquier medio; (iii)usará el Sitio Web o los servicios puestos a su disposición en o a través del Sitio Web de alguna manera con la intención de interrumpir, dañar, deshabilitar, sobrecargar o deteriorar el Sitio Web o dichos servicios, incluyendo, sin limitación, mandar mensajes masivos no solicitados o “inundar” servidores con solicitudes; (iv)usará el Sitio Web o los servicios o artículos del Sitio Web en violación de la propiedad intelectual o de otros derechos legales o patrimoniales de J4Ko de algún tercero; ni (v)usará el Sitio Web o los servicios del Sitio Web en violación de cualquier ley aplicable. Usted se obliga además, a no intentar (o alentar o apoyar el intento de otro) a embaucar, destruir, decodificar, o de otro modo alterar o interferir con el Sitio Web o con los servicios del Sitio Web, o con cualquier contenido del mismo, o hacer cualquier uso no autorizado del mismo. Usted se obliga a no usar el Sitio Web de alguna manera que pudiera dañar, deshabilitar, sobrecargar o deteriorar el Sitio Web o interferir con que cualquier otra persona pueda usar o disfrutar del Sitio Web o de cualquiera de sus servicios. Usted no obtendrá ni intentará obtener algún material o información a través de cualquier medio que no haya sido estipulado o puesto a la disposición del público intencionalmente a través del Sitio Web.
Derechos de autor © 2014–2019 UNDERSTOOD.ORG USA LLC. Todos los derechos reservados. “Understood” y los logotipos relacionados son marcas registradas como UNDERSTOOD.ORG USA LLC y pueden ser utilizadas con autorización. Esta página de Internet provee información de naturaleza general y está diseñada únicamente con propósitos informativos y educativos, y no constituye asesoramiento médico ni legal. Understood es una iniciativa sin fines de lucro. Understood no recibe ni recibirá dinero de ninguna compañía farmacéutica. No promocionamos ni ofrecemos servicios a individuos en la Unión Europea. Para mayor información, por favor revise los términos y condiciones.
Demuéstrele cómo medir el jabón y pídale que le ponga jabón a la lavadora. Deje que ponga la ropa en la lavadora, nombrando cada prenda. Aparte una media. Cuando la lavadora esté llena de agua, saque la otra media del par. Pregúntele al niño cuál media se siente más pesada y cuál más ligera. Al acabar de lavar la ropa, pídale al niño que aparte su propia ropa y agrupe las cosas que son similares (por ejemplo, las camisetas, las medias).
×