Cuando enseñamos a un bebé a leer, no sólo comenzamos un amor de por vida por la lectura, sino también que estamos promoviendo el crecimiento y desarrollo del cerebro. Cuando los padres comprenden cómo crece el cerebro y por qué crece de la manera en que lo hace, pueden utilizar su amor y el conocimiento que tienen sobre su niño para convertirse en los mejores maestros que sus hijos tengan en toda sus vidas.
Está claro que el primer consejo tiene que ser este: el ejemplo. Nosotros los padres somos sus máximos referentes y las personas en que más se fijan. Si nosotros no cogemos un libro, si apenas tenemos en casa y si no nos ven leer es más difícil que ellos quieran leer, porque les sonará raro que insistamos en que lean cuando nosotros no lo hacemos. Es más, los niños muchas veces llegan a la conclusión de que si insistimos demasiado en algo es que muy divertido no es (nadie les insiste en que vean la televisión, por ejemplo).

¿Recuerda el popular juego de la gallina ciega donde un niño intenta atrapar a otros con los ojos vendados? Este simple ejercicio puede ser una excelente excusa para generar conciencia sobre la importancia de la visión en la vida cotidiana. Esta dinámica se puede realizar en el colegio, durante una fiesta o reunión con padres y amigos. Después del juego, anime a los participantes a conversar sobre lo que sintieron, pregúnteles ¿Por qué es necesario cuidar la salud visual? Es importante que quienes utilizan gafas puedan contarle a los demás como ven cuando no las llevan puestas.
Además de asegurarse de que su hijo sepa que ver su tarea es una prioridad para usted, puede ayudarlo creando un ambiente de estudio eficaz. Un lugar silencioso, cómodo y bien iluminado con el material necesario. También puede resultar conveniente evitar las distracciones (como un televisor encendido) y establecer un horario de inicio y finalización.
Sobre todo deberemos buscar cuentos y libros que motiven al niño/a y le entusiasmen. La actitud del pequeño será primordial y, ante todo, debemos conseguir que tenga ganas de aprender a leer. De esta forma, las bibliotecas serán nuestros mejores aliadas, ya que nos permiten encontrar una infinidad de libros entre los que escoger los más adecuados para nuestros pequeños. Los bibliotecarios/as también podrán ayudarnos a acertar con la bibliografía infantil.
Léele a tu niño con frecuencia. Como con todo, es difícil ser bueno en algo sin haber estado expuesto a ello. Para que tu niño esté interesado en la lectura, deberás leerle con frecuencia. Si te es posible, deberías empezar cuando sea un bebé y continuar hasta sus años de escuela. Lee libros con historias que comprenda; a una temprana edad, podrías leerle de 3 a 4 libros cortos por día.
Puede ayudar a mejorar el período de atención, la concentración y la memoria de su hijo con un desayuno que incluya alimentos ricos en granos enteros, fibras y proteínas, además de poco azúcar agregado. Si su hijo tiene poco tiempo algunas mañanas para desayunar en casa, envíelo a la escuela con fruta fresca, frutos secos, yogur o medio emparedado de banana y mantequilla de maní. Muchas escuelas ofrecen opciones de desayuno nutritivo antes de ingresar.
La niña no tiene ánimo,por la impaciencia que tu tienes ,cuando tu cambias cambiara tu niña,ella aprenderá con mucho amor. - Lea un libro con ella ,usted sigues la lectura con tu dedo - Escribe el nombre de todos los objetos que tienes en casa como mesa ,silla, baño,etc y luego le pegas en el objeto que es (rotulamos tu casa) - juega con la palabra de una oración del cuento que leistes ejem. La paloma vuela alto paloma pa-lo-ma ahora quitale ya sea una sílaba inicial o final palo----loma y le vas preguntando que dira.......
Asimismo, el método apuesta por adaptar el proceso de aprendizaje al ritmo de cada niño. Algunos pequeños son más precoces que otros y pueden avanzar rápidamente en los contenidos. Sin embargo, otros niños tendrán más dificultades para aprender a leer y escribir y es importante, readaptar el contenido a su ritmo de aprendizaje y ofrecerles el tiempo que necesitan.
Las habilidades de la semántica incluyen la capacidad de reconocer y definir palabras y predecir la trama de una historia. Otras habilidades son entender los personajes, conversar sobre el significado de un párrafo completo o una sección de un libro y hablar sobre un libro completo después de leerlo. También significa ser capaces de sustituir palabras con significados similares y diferenciarlas. Por ejemplo, "taza" y "tazón".
Los padres son los primeros maestros y los que ejercen mayor influencia en las vidas de los niños. Por eso es muy importante que los padres desarrollen y mantengan enlaces fuertes con las escuelas de sus hijos. Cuando los padres y las familias se involucran en las escuelas, los niños tienden a destacarse más y sus opiniones sobre la escuela son más positivas. Para que los niños puedan tener éxito en la escuela, los padres y las familias deber participar activamente en el aprendizaje de los niños. En efecto, muchos estudios científicos demuestran que lo que la familia hace es más importante para el éxito escolar de los niños que el nivel de ingresos familiares o el nivel educativo de los padres. He aquí 20 maneras en que usted puede ayudar a su hijo a triunfar en la escuela.

Tras saberselas, se procede a mostrar al niño la primera y pedirle que la identifique. Tras ello, se sigue mostrando la primera y se enseña con la otra mano la segunda palabra, que también se le pide que identifique. Hecho esto, se le colocan las dos cartulinas delante y se le pide al niño que señale primero una y luego otra. Se trata de enseñarle a diferenciar visualmente los estímulos. Generalmente en este paso se emplean palabras sencillas y básicas como mamá y papá.


El método global se apoya en el trabajo con la palabra como un todo, asociada a un significado. En vez de enseñar primero las letras para luego unirlas, con este método se aprenden primero las palabras y su significado y más tarde, por deducción, se aprenden los sonidos de cada letra y de cada combinación silábica. Por lo general, se suele asociar con imágenes que representan el significado de cada palabra, por ejemplo: se presenta la palabra elefante acompañada de la imagen correspondiente. De esta manera, cuando los niños ven las imágenes, son capaces de identificar de qué se trata y comprenden rápidamente su significado.

16. Aliente a su niño a leer. Lo más importante que usted puede hacer para ayudarle a su niño a tener éxito en la escuela-y en la vida-es ayudarle a leer. No podemos enfatizar demasiado la importancia de la lectura. La lectura ayuda a los niños a superarse en todas sus materias. Más aún, es la clave para el aprendizaje de toda la vida. Actividades para divertirse leyendo y Maneras divertidas y eficaces de leer con los niños le presentan algunos consejos para ayudar a que su niño se desarrolle como lector.
Como la comunicación es un "ida y vuelta", la manera en la que usted hable con su hijo y lo escuche puede tener un efecto sobre la manera en la que su hijo escucha y responde. Es importante escuchar atentamente, hacer contacto visual y evitar hacer otras cosas mientras conversan. Asegúrese de hacer preguntas que exijan más que un simple "sí" o "no" como respuesta.
10. Advertencia (“Phishing”):J4Kno solicita información de tipo financiera ni bancaria. Todo mensaje que solicite dicha información no proviene de J4K. El ingreso de los datos personales implica el consentimiento del Visitantes a ceder sus datos y ser parte dela base de datos de las distintas marcas de J4K. Aquellos que deseen tener acceso a sus datos personales y/o eliminarlos de la base de datos, deberán comunicarse a (57) (1) 862 3247. Si el usuario usa las características de comunicación de este Sitio Web para proveernos otra información más alláde su información personal y datos identifica torios, incluyendo sugerencias acerca del Sitio Web, ideas sobre productos y publicidad, y cualquier otra información relacionada, tales informaciones pasan a pertenecer en forma gratuita a nosotros y pueden ser usadas, reproducidas, modificadas, distribuidas y divulgadas por nosotros de cualquier forma que escojamos.

El método analítico es el más usado en las escuelas para enseñar a leer y se sustenta en el análisis fragmentado de cada palabra, para luego unir todas las partes y conferirles un significado. Es decir, primero se enseñan las letras y sus sonidos y luego se van uniendo en diversas combinaciones que dan lugar a las sílabas, las palabras y más tarde a las frases.


En los niños, la falta de sueño puede provocar irritabilidad o hiperactividad, y tal vez les resulte difícil prestar atención en clase. Es importante tener una rutina sistemática a la hora de ir a la cama, especialmente las noches previas a un día escolar. Asegúrese de dejar suficiente tiempo antes de ir a la cama para permitir que su hijo se relaje antes de apagar la luz y limite las diversiones estimulantes como el televisor, los videojuegos y la Internet.


Read Naturally está dirigido a mejorar la fluidez y comprensión de la lectura en niños y en adultos. El programa utiliza textos, CD de audio y programas de computación. Usualmente, los estudiantes escuchan una historia y luego la leen en voz alta. El programa hace un seguimiento minucioso del progreso. Los estudiantes trabajan a su propio nivel y avanzan a su propio ritmo. Por lo general trabajan independientemente. Read Naturally es más usado como complemento del programa principal usado en el salón de clases de educación general.
Prepare a su hijo para la vida real. Cuando a un niño se le conceden todos los deseos, quizás llegue a creer que tiene derecho a todo. Así que, si le pide algo que usted no puede pagar, explíquele por qué es necesario ajustarse a un presupuesto. O, si deben cancelar un paseo o unas vacaciones, podría decirle que las desilusiones son parte de la vida y contarle qué le ayuda a usted a superarlas. En vez de proteger a sus hijos de todos los problemas, prepárelos para los desafíos que tendrán que afrontar de adultos (texto bíblico clave: Proverbios 29:21).
Porque la repetición constante de palabras que nuestro hijo oye a su alrededor, le permite pasar de los primeros sonidos (balbuceos) a las primeras palabras ‘papá’, ‘nene’, luego a las palabras con valor de frase ‘pan’ (quiero pan), pasando por los pares de palabras ‘mama ven’ (mama ven conmigo a jugar) hasta llegar a las frases simples, a las más complejas y al dominio más o menos competente de una o más lenguas habladas.
Asegúrese de que su hijo esté leyendo textos que le gustan y que responden a las preguntas que frecuentemente se hace. Fíjese si habla de lo que lee o si no lo hace, ese puede ser un indicador del interés de los libros que usted le está compartiendo. [Consulte aquí nuestro artículo: 5 cuentos cortos para que inicie a su hijo en la lectura comprensiva]

La niña no tiene ánimo,por la impaciencia que tu tienes ,cuando tu cambias cambiara tu niña,ella aprenderá con mucho amor. - Lea un libro con ella ,usted sigues la lectura con tu dedo - Escribe el nombre de todos los objetos que tienes en casa como mesa ,silla, baño,etc y luego le pegas en el objeto que es (rotulamos tu casa) - juega con la palabra de una oración del cuento que leistes ejem. La paloma vuela alto paloma pa-lo-ma ahora quitale ya sea una sílaba inicial o final palo----loma y le vas preguntando que dira.......
4. Averigüe cómo le está yendo a su hijo en sus cursos. Pregúntele a la maestra cómo le está yendo a su hijo en comparación con los demás estudiantes. Si su hijo se está rezagando, especialmente en la lectura, consulte qué puede hacer usted o la escuela para ayudar. Es importante actuar oportunamente antes de que su hijo se retrase demasiado. Lea los reportes o informes escolares de su rendimiento académico. Para obtener más información, consulte la página Cómo saber si su hijo necesita ayuda adicional.
Reading Recovery es un programa de tutoría a corto plazo para estudiantes de primer grado que tienen problemas para leer. Está dirigido a desarrollar la lectura y la escritura, diseñando las lecciones a la medida de cada estudiante. Los tutores son entrenados en el programa y enseñan a los estudiantes en sesiones diarias durante un periodo de 12 a 20 semanas. Reading Recovery está diseñado para ser usado a corto plazo. Es un complemento al programa que esté siendo usado en el salón de clases de educación general. Los chicos con dislexia son a menudo incluidos en el programa. Sin embargo, estudios de investigación han cuestionado su efectividad para esos estudiantes.
Doman investigó con niños por todo el mundo y comprobó que existen alternativas a la hora de enseñar a leer a los más pequeños, que el método silábico no es precisamente el más apropiado, y que los bebés son capaces de reconocer letras y palabras si estas son suficientemente grandes, y de aprender a leer antes de los tres años, como explica en su libro ‘Cómo enseñar a leer a su bebé’.

Haz preguntas interactivas. Incluso antes de que tu niño aprenda a leer, podrá aprender comprensión de lectura. Mientras le leas cuentos en voz alta, hazle preguntas sobre los personajes o la trama. Para un niño pequeño, estas preguntas podrían ser: “¿Ves el perro? ¿Cuál es el nombre del perro?”. La dificultad de las preguntas podría ser cada vez mayor a medida que el nivel de lectura aumente.

Enseñe a su hijo a ser generoso. Muéstrele que “hay más felicidad en dar que en recibir” (Hechos 20:35). Una manera de hacerlo es preparando juntos una lista de personas que necesiten ayuda con las compras, el transporte o alguna reparación. Y, entonces, que su hijo lo acompañe cuando las ayude para que él vea cuánto disfruta usted de hacer cosas por otros. Así le enseñará a ser humilde de la mejor manera posible: dándole el ejemplo (texto bíblico clave: Lucas 6:38).
Una vez que sus niños tengan ya el hábito de leer, comience a hacer preguntas antes, durante y después de leer el libro. Muéstrele al niño la portada del libro y pregúntele sobre qué cree que va a tratar (predicción). Mientras lees, pregúntale qué cree que va a suceder o por qué cree que un personaje hizo una elección particular (inferir). Si un personaje está describiendo una emoción fuerte, identifique esa emoción y pregúntele a su hijo si alguna vez se sintió así (conectando). Al final del libro, pregunte si su (s) predicción (es) se hicieron realidad. Después, pídale que le cuente lo que recuerda haber sucedido en el libro (resumiendo).
Haz que tu niño te describa una historia. Después de cada sesión de lectura, haz que tu niño te describa la trama de la historia. Trata de que sea minucioso, pero no esperes una respuesta elaborada. Un método fácil y divertido para ayudarle a hacerlo es usando marionetas que representen a los personajes de la historia, para que así tu niño te la describa usándolas.
La mayoría de los niños aprenden a leer a los 6 ó 7 años. Algunos niños aprenden a los 4 ó 5 años. Incluso si un niño se encuentra en ventaja, es posible que la pierda al comenzar la escuela. Es muy probable que los demás estudiantes alcancen el nivel en segundo o tercer grado. Presionar a su hijo para que lea antes de que esté preparado puede afectar el interés de su hijo por aprender. Los niños que realmente disfrutan de aprender tienen más probabilidades de que les vaya bien en la escuela. Este amor por el aprendizaje no puede forzarse.
6. Supervise la tarea. Haga a su niño comprender que usted piensa que la educación es algo importante y que hay que cumplir con la tarea escolar. Usted le puede ayudar a su niño con la tarea en las maneras siguientes: aparte un lugar especial para que su niño estudie, fije una hora para hacer la tarea, y elimine las distracciones cómo el televisor y llamadas sociales. También hay muchas maneras en que usted puede ayudar si no conoce la materia a fondo o porque no domina el inglés tan bien como su hijo. Aprende más en Cómo ayudar a su hijo con la tarea escolar.

2. Aprende quién es quién en la escuela de su niño. En la escuela de su niño hay muchas personas dedicadas a ayudarlo a aprender, crecer social y emocionalmente, y transitar por el ambiente escolar. Quién es quién en la escuela de su niño es una lista selecta sobre el personal docente y administrativo así como las organizaciones a nivel de distrito. Cada escuela es diferente, pero este artículo le ofrecerá una introduccion general a las personas que trabajan en la escuela de su hijo.


Los niños también necesitan la cantidad adecuada de horas de sueño para estar alertas y listos para aprender todo el día La mayoría de los niños en edad escolar necesitan de 10 a 12 horas de sueño nocturno. A esta edad, pueden surgir dificultades por distintos motivos a la hora de irse a dormir. La tarea, los deportes, las actividades después de la escuela, la televisión, las computadoras y los videojuegos, además de los horarios familiares cargados, pueden contribuir a que los niños no duerman lo suficiente.
×