Si es para un niño, es importante que el proceso de aprender a leer se haga cuando ya tenga un buen uso del lenguaje y no obligarlo a hacerlo antes de no tenerlo, puesto que no habría buenos resultados y podría haber frustración; dentro del lenguaje debe ya identificar algunas palabras antónimas básicas como  frío y caliente, abajo y arriba, blanco y oscuro. Lo normal es que ya se pueda empezar el proceso para aprender a leer entre los 4 y 5 años de edad. Si es un adulto, ya tendrá bastante lenguaje en el habla antes de aprender a leer.
Demuéstrele cómo medir el jabón y pídale que le ponga jabón a la lavadora. Deje que ponga la ropa en la lavadora, nombrando cada prenda. Aparte una media. Cuando la lavadora esté llena de agua, saque la otra media del par. Pregúntele al niño cuál media se siente más pesada y cuál más ligera. Al acabar de lavar la ropa, pídale al niño que aparte su propia ropa y agrupe las cosas que son similares (por ejemplo, las camisetas, las medias).
Dele varios tipos de papel y materiales para escribir y hacer garabatos. No necesitan libros para colorear. Es bueno comenzar con crayones de cera. Los marcadores de agua son divertidos para el niño porque no hay que hacer demasiada presión para obtener un color brillante. Cubra la mesa con papel "de carnicero" para que su niño se dé gusto pintando a sus anchas.
5. Marcas: Este Sitio Web incluye y presenta logos, logotipos y otras marcas comerciales y marcas de servicio que son propiedad de, o son licenciadas a, varias afiliadas de J4K. El Sitio Web también puede incluir marcas comerciales o marcas de servicio de terceros. Todas esas marcas comerciales son propiedad de sus respectivos titulares y al aceptar los términos y condiciones aquí previstos acuerda no usar o mostrar las mismas de cualquier forma sin la autorización previa por escrito del propietario de la marca comercial en cuestión.
Los niños llevan a cabo un mejor aprendizaje cuando tienen muchos motivos para esforzarse esta es la razón por la que aprender mediante la práctica, y no tanto mediante la teoría da lugar a una mejor y más prolongada retención. Una vez que el niño se familiariza con las letras del abecedario, deberíamos tener en cuenta que su aprendizaje no es tan importante como su fonética, es decir, como su sonido. Por ello, consideramos necesario realizar actividades de juego en los que puedan poner en práctica su motricidad gruesa. Algo que también gusta mucho son las poesías, las canciones y las rimas. Recomendamos a los padres y madres que hagan una lista de las actividades o juegos que más gustan a sus hijos para que puedan realizarlas en familia.

Autismo Base del conocimiento caminar Competencia manual Conocimiento enciclopédico Correr Crecimiento social Desarrollo Temprano Desarrollo temprano historias de éxito Déficit de atención Escritura Etiquetas comúnes Excelencia física Gatear Gateo Gimnasia Glenn Doman Hiperactividad Historia natural lectura Lesión cerebral lesión cerebral historia de éxito Lesión cerebral historias de éxito Matemáticas Movilidad Movimiento de patrón cruzado Música Natación Nutrición padres Parálisis Cerebral Piso Problemas de aprendizaje Problemas de lectura Recién nacidos Reptar Resolución de problemas Retraso del desarrollo retraso en el desarrollo Senderismo Síndrome de Down Síndrome de Down historias de éxito Tratamiento Retraso del desarrollo Trisomía 21 Visión
Como ya habrás comprobado, no existe una fórmula mágica para que tus hijos/as aprendan a leer. Los pasos sobre los que hemos hablado son estrategias simples y efectivas para que a tu hijo/a le sea más fácil concienciarse sobre la importancia de la lectura. Al fin y al cabo, cada niño/a aprende de una manera distinta! No te desesperes, es importante inculcar muchos conocimientos durante la primera etapa educativa, más incluso que cuando se es un/a niño/a en la etapa de educación primaria.
Ola que tal quisas no sea el lugar correcto para esto pero la verdad estoy desesperadisima les platico mi hijo va en primero de primaria la cuestión está en que no hace nada dentro de la escuela siempre que lo recojo ala salida es la misma cantaleta "señora suhijo no hizo nada" durante 3 meses no trajo nada los cuadernos me los trajo nuevos el caso es que opte por cambiarlo de escuela aquí pues sigue igual sin hacer nada dentro de la escuela pero la maestra me da la opción de ir a estar un rato con el para apurarlo y mientras estoy yo se apura pero si no pues no. es muy inteligente le gustan las matemáticas pero en la escuela no trabaja NADA de verdad NADA pero en casa hace todo lo que no hizo en la escuela más la tarea que dejaron alguien me puede ayudar o aconsejar que puedo hacer pliiiiiiis necesito un consejoooooooooo #desesperada.....
Primero con palabras de dos sílabas, luego de tres y después palabras de 4 ó 5 sílabas. Las monosílabas -pan, flor, tren*- sondifíciles y suelen hacerlas mal. Comprueba cuántas palmadas da tu hijo con la palabra "pez" o "flor". Puede llegar a dar 3 ó 4 palmadas: Flo/o/o/o/r. Para sacarle de su error explícale que tiene que dejar de dar palmadas cuando termine de decir la palabra: flor (1 palmada): "Flor sólo tiene un trocito, es una palabra corta, ¿te acuerdas?". Sólo unas poquitas cada día y avanzando según lo vaya haciendo bien. Ten paciencia y si es necesario cógele las manos para ayudarle a dar la palmada.
El resto del procedimiento es igual a la anterior fase. Hay que tener cuidado de no presentar varias palabras al mismo tiempo hasta que el niño las conozca por separado, no mostrar consecutivamente palabras que inicien con la misma letra y intentar que el número de letras de cada palabra vaya aumentando progresivamente, empezando por palabras cortas.
La lectura es una de las formas más integrales para desarrollar en su hijo diferentes habilidades; ya que fomenta el desarrollo cerebral, la comprensión lectora, introduce al niño en el buen uso del lenguaje, le permite establecer conexiones entre conocimientos, contribuye al desarrollo analítico, fomenta la estabilidad psicológica por la multiplicidad de respuestas que ofrece, cultiva la disciplina, entre otras; sin embargo, a veces no resulta tan fácil lograr en los niños disciplina y constancia en la lectura. Porque sabemos que es una labor difícil, le ayudamos a que identifique cuál o cuáles de estas conductas justifican la conducta de su hijo frente a la lectura. Te puede interesar: ¿Cómo fomentar el hábito de lectura y escritura en tus hijos?
El autor propone que entre estos materiales incluyamos palabras como papá y mamá, partes del cuerpo humano, palabras sobre el mundo o entorno cercano, vocabulario para construir frases y párrafos, un libro con vocabulario sencillo y una serie de cartulinas con el alfabeto. El tamaño de las primeras palabras inicialmente se recomienda que sean de 12,5 por 10cm, y cada cartulina sea 15 por 60cm, en rojo. El tamaño de las letras y las cartulinas va a ir reduciéndose según vayamos avanzando en el aprendizaje, cambiando el color a negro a partir de las palabras que corresponderian al entorno cercano.
Tal vez la mayor ventaja de enseñar a leer a un hijo pequeño sea la intensa relación que se establece entre el padre o la madre y el niño al compartir una situación de aprendizaje que ampliará las posibilidades creativas e imaginativas del niño, así como mejorará en gran medida su autonomía personal (podrá adentrarse en el mundo de la fantasía escrita cada vez que lo desee).
La descodificación suele referirse al “sonido que se expulsa”. Se trata de un elemento importante en la enseñanza de la lectura, aunque no es el más importante. Una vez que el niño conoce los sonidos de cada una de las letras del abecedario, tiene que aprender a juntar las palabras (desde las más pequeñas hasta las más largas). Esta actividad es complicada en ocasiones, pero es importante enseñarles de forma creativa para que les resulte más ameno y menos pesado.
Aprender a leer supondrá para tu hijo un enorme paso en su aprendizaje. Ante todo, no conviene presionar a un niño ni intentar obligarle a leer antes de tiempo. Debes esperar a que él esté preparado, que muestre interés y le veas con ilusión por aprender. Ese es el momento ideal para ayudarle. Te damos estos 10 consejos para enseñar a leer a tu hijo. ¡Apunta!:
Da un buen ejemplo. Muéstrale a tu niño que la lectura es interesante y que vale la pena leer para uno mismo. Pasa un mínimo de diez minutos al día leyendo cuando tu niño esté cerca, para que te vea disfrutando de esta actividad solo. Aunque no seas un lector muy ávido, busca algo para leer: una revista, el periódico, un libro de cocina, todo cuenta. Pronto, empezará a interesarse en leer por su cuenta, sencillamente como resultado de verte hacerlo.
Las cosas que realmente valen la pena en la vida, no se compran con dinero. La felicidad y el amor no se venden ni se compran, se cultivan día tras día. Es importante que los niños sean conscientes de ello desde pequeños ya que así no caerán en la trampa de la que nos alertó Benjamín Franklin: “De aquel que opina que el dinero puede hacerlo todo, cabe sospechar que será capaz de hacer cualquier cosa por dinero”.

En primer lugar, se recomienda utilizar libros con muchas ilustraciones, que se deberán ir explicando. El siguiente paso será el uso de libros con dibujos y letras unidas formando sílabas y finalmente libros con dibujos y con una o dos palabras. Será fundamental ir adaptando los libros al nivel de lectura de nuestro hijo o hija para que así sea capaz de comprender en todo momento la historia que le estamos explicando.

Haz que tu niño practique la decodificación. Normalmente se le conoce como “pronunciar” las palabras; la decodificación se da cuando un niño lee una palabra al pronunciar los sonidos de cada letra, en vez de tratar de leer toda la palabra de una sola vez. La lectura se descompone en dos partes principales: decodificar o leer una palabra y comprender su significado. No esperes que tu niño reconozca y comprenda las palabras todavía; haz que se centre en el proceso de decodificación y pronunciación de los elementos de la palabra.


Como ya habrás comprobado, no existe una fórmula mágica para que tus hijos aprendan a leer. Los pasos sobre los que hemos hablado son estrategias simples y efectivas para que a tu hijo le sea más fácil concienciarse sobre la importancia de la lectura. Al fin y al cabo, cada niño aprende de una manera distinta. No te desesperes, es importante inculcar muchos conocimientos durante la primera etapa educativa, más incluso que cuando se es un niño en la etapa de educación primaria.

Siempre recordaré a la madre de una niña de casi dos años que me preguntó una vez si ya era buen momento para comprarle cuentos a su hija. Me quedé sorprendido, descolocado, desconcertado… “¿Dos años y aún no tiene cuentos ni libros? ¿Nadie se ha sentado con ella para leerle un cuento?”, pensé. Evidentemente le respondí que sí, que por supuesto era un buen momento para contarle cuentos y que, de hecho, era una de las mejores cosas que podía hacer para entretener, divertir, estimular e instruir a su hija.
¿Está su hijo en la mitad del primer grado y todavía no puede leer? ¿Está su hijo en edad preescolar aburrido de colorear y listo para leer? ¿Quieres ayudar a tu hijo a leer, pero tienes miedo de que hagas algo mal? RAs DISTARreg; es el programa de lectura inicial más exitoso disponible para las escuelas de todo el país. La investigación ha demostrado que los niños enseñados por el DISTARreg; El método supera a sus compañeros que reciben instrucción de otros programas. Ahora, por primera vez, este programa se ha adaptado para que padres e hijos lo usen en casa. Enseñe a su hijo a leer en 100 Easy Lessons es un programa completo, paso a paso, que muestra a los padres de manera simple y clara cómo enseñar a sus hijos a leer. Todo lo que necesita es veinte minutos al día, y dentro de los 100 días de enseñanza, su hijo estará leyendo en un sólido nivel de lectura de segundo grado. Es una manera sensata, fácil de seguir y agradable de ayudar a su hijo a adquirir las habilidades esenciales de la lectura. Todo lo que necesita está aquí: sin pegar, sin tijeras, sin tarjetas de memoria, sin instrucciones complicadas, solo usted y su hijo aprendiendo juntos. Cien lecciones, completamente ilustradas y codificadas por colores para mayor claridad, le brindan a su hijo las habilidades básicas y más avanzadas necesarias para convertirse en un buen lector. Enseñe a su hijo a leer en 100 lecciones fáciles que lo acercarán a usted y a su hijo. niño las habilidades de lectura necesarias ahora, para una mejor oportunidad en el mañana.
Otra enseñanza clave consiste en enseñarles a cuidar sus cosas. Es importante que los niños no caigan en la sociedad líquida a la que hacía referencia el filósofo Zygmunt Bauman, una sociedad en la que tanto las cosas como las posesiones son extremadamente efímeras, cambiando con tal rapidez que no podemos llegar a disfrutarlas plenamente ya que apenas las tenemos, ya estamos pensando en las próximas adquisiciones.

Estos métodos bien aplicados se puede llegar al éxito en el aprendizaje de la lectura, los niños cuando se les muestra afecto en el momento de la enseñanza para la lectura se muestran interesados , pero como se dice hay que tener mucha paciencia para lograrlo , es necesario buscar, dibujos , relacionados, con las letras y palabras para que se vayan familiarizando para obtener resultados.
Ayude a su niño a encontrar buenas formas de resolver sus conflictos con otros niños. Ayúdele a anticipar qué sucedería si demuestra su enojo y golpea a su compañero: "Juanito, yo sé que Angélica se llevó tu carrito sin pedir permiso. Pero si tu le pegas y se pelean, entonces ella se va a ir a su casa y ustedes no van a poder jugar más hoy. ¿De qué otra manera le puedes hacer entender que quieres que te devuelva tu carrito?"
×