El reconocimiento de las palabras es una faceta muy importante de la lectura y gracias a este acceso a la lectura, damos a nuestros hijos una autonomía personal muy grande. Desde casa podemos enseñar a leer a nuestro hijo/a y disfrutar de la experiencia de descubrir el mundo de la lectura; la recomendación general es empezar cuando el niño tenga alrededor de dos años. Y la regla principal para que esta actividad funcione y sea útil es la paciencia. Desde unComo, te mostramos algunos trucos básicos sobre cómo enseñar a leer a tu hijo.
Como cuando le lees cuentos a tu hijo, cada vez que lee, pregúntale sobre lo que acaba de leer. Inicialmente, será difícil para él pensar críticamente sobre el significado de las palabras, el desarrollo de personajes y la trama (o la aparición de estas cosas en las historias simples), pero con el tiempo, que adquirirá las habilidades necesarias para responder sus preguntas.
Acumula un archivo de “palabras de vista”, o palabras comunes. Por ejemplo, en el idioma inglés, ciertas palabras del vocabulario se usan con frecuencia, pero no siguen las reglas fonéticas típicas. Estas palabras son más fáciles de memorizar por asociación de su forma que por su sonido, por lo que se les conoce como “palabras de vista”. Algunas de estas palabras son: “they (ellos o ellas)”, “she (ella)”, “an (un)”, “said (dijo)” y “the (el o la)”. La lista completa de las “palabras de vista” se denomina “lista Dolch”, la cual está disponible en Internet y puede separarse en secciones para desarrollarse.
Empieza a darle a tu hijo cuentos completos. Lo más probable es que tu niño esté en la escuela cuando sea capaz de leer y sus profesores le darán su propio material de lectura. Ayúdalo a leer todos estos cuentos fomentando el uso fonético explícito y reconociendo el vocabulario. A medida que reconozca más palabras, podrá comprender más las tramas de los cuentos y los significados.

Alison tienes que cultivar el hábito de lectura.Sientate con tu hijo al costado y dile hoy Ojo los cuentos al compran deben ser elejidos por el niño ,en casa le dices vamos a leer un cuento muy bonito que lo escribieron para ti .La lectura tiene que ser siguiendo con tu dedo de izquierda a derecha apuntando en la palabra ,el niño tiene que observar donde apuntas con tu dedo,si el niño se canso o se distrayo le dices: aqui quedamos me avisas el rato que quieres leer,pero no le exijas . Escribe el nombre de todos tus objetos que tienes en tu casa y lo pegas en la parte visible del objeto ejm sila,cama,mesa,espejo y la palabra espejo le pegas en el espejo.
Mejor conocidas como palabras “fuera de sonido”, la decodificación se produce cuando un niño lee una palabra haciendo resaltar el sonido de cada letra individual, en lugar de tratar de leer la palabra completa. La lectura se divide en dos partes principales: decodificación, lectura de una palabra y comprensión de su significado, no espere que su hijo reconozca y comprenda las palabras; en cambio, se centrará en decodificar y separar las palabras en partes.
Enséñale a tu niño a rimar. Las rimas enseñan a tener conciencia fonémica y a reconocer las letras, además de las palabras más básicas en español. Léele rimas infantiles y más adelante haz listas de rimas fáciles de leer, tales como: oso, oro, loro, moro, y poro. Tu niño empezará a ver los patrones de sonidos que se forman cuando se combinan determinadas letras; en este caso, lo que hace el sonido “oro”.
2. Aprende quién es quién en la escuela de su niño. En la escuela de su niño hay muchas personas dedicadas a ayudarlo a aprender, crecer social y emocionalmente, y transitar por el ambiente escolar. Quién es quién en la escuela de su niño es una lista selecta sobre el personal docente y administrativo así como las organizaciones a nivel de distrito. Cada escuela es diferente, pero este artículo le ofrecerá una introduccion general a las personas que trabajan en la escuela de su hijo.

Es cierto que los niños ya aprenden a leer en el colegio, pero sí que estaría bien que esa formación se complementara en casa para que desarrollaran todas sus capacidades comprensivas y cognitivas lo antes posible, ya que si todo su aprendizaje se basara en los libros de texto, posteriormente no guardarían ninguna motivación hacia el arte y las ventajas de una lectura ágil, con la que podrían disfrutar muchísimo.
Una tercera etapa, en la que se mostraran palabras relativas a elementos presentes en la vida diaria del sujeto, generalmente objetos familiares, familia e incluso acciones. El tamaño de la letra se ha visto reducido. Se plantea que aproximadamente el niño podría estar aprendiendo en esta fase una palabra por día, aunque ello dependerá del ritmo del menor. Es importante recordar que se debe seguir planteando como un juego y que se lleve a cabo de forma breve y sin que el niño se aburra.
Autismo Base del conocimiento caminar Competencia manual Conocimiento enciclopédico Correr Crecimiento social Desarrollo Temprano Desarrollo temprano historias de éxito Déficit de atención Escritura Etiquetas comúnes Excelencia física Gatear Gateo Gimnasia Glenn Doman Hiperactividad Historia natural lectura Lesión cerebral lesión cerebral historia de éxito Lesión cerebral historias de éxito Matemáticas Movilidad Movimiento de patrón cruzado Música Natación Nutrición padres Parálisis Cerebral Piso Problemas de aprendizaje Problemas de lectura Recién nacidos Reptar Resolución de problemas Retraso del desarrollo retraso en el desarrollo Senderismo Síndrome de Down Síndrome de Down historias de éxito Tratamiento Retraso del desarrollo Trisomía 21 Visión

Evita usar tarjetas ilustradas. Algunas empresas promocionaban las tarjetas ilustradas especializadas para ayudar a leer a los bebés, a los niños pequeños y de edad preescolar. En general, las tarjetas ilustradas no son la técnica más útil o eficaz para enseñar a leer. El tiempo que pases leyéndole historias a tu hijo será mucho más beneficioso que estas tarjetas. “Leerle en voz alta a un niño pequeño, en especial de forma interesante, fomenta el inicio de la alfabetización y el desarrollo del lenguaje, y mejora la relación entre padre e hijo. Además, puede fomentar el amor por la lectura, el cual es incluso más importante que determinadas habilidades de alfabetización”.[3]
Al aprender a leer con este método, nos estamos saltando un paso, el aprendizaje del abecedario. Algunos expertos consideran que esto provocará deficiencias en el lenguaje a largo plazo como las faltas de ortografíal. Por este motivo, es importante centrarnos en el aprendizaje de la ortografía, aunque el niño ya lea bien sin haber aprendido el abecedario. Una vez que el niño empieza a leer sus primeras palabras debemos enseñarle simultáneamente el abecedario. Si vemos que el niño aún no tiene la madurez necesaria, iremos despacio y sin presionarle, intentando que el aprendizaje sea como un juego para él.

English: Teach Your Child to Read, Português: Ensinar Seu Filho a Ler, Italiano: Insegnare a Leggere a Tuo Figlio, Deutsch: Deinem Kind das Lesen beibringen, Français: apprendre à lire à votre enfant, Nederlands: Je kind leren lezen, Русский: научить ребенка читать, Čeština: Jak naučit dítě číst, Bahasa Indonesia: Mengajari Anak Anda Membaca, العربية: تعليم طفلك القراءة
¿Sabes cómo evitar sentir celos de la cuidadora tu hijo? ¿Los has sentido alguna vez? ¿Has sentido, pensado, creido o imaginado que tu hijo quiere más a su cuidadora que a ti? ¿Crees que es verdad o solo son imaginaciones tuyas causadas por ese sentimiento de culpa por no pasar suficiente tiempo con tu hijo? Hoy tocamos este tema volviendo a uno de nuestros libros de referencia “QUEREMOS HIJ ...
Léele a tu niño con frecuencia. Como con todo, es difícil ser bueno en algo sin haber estado expuesto a ello. Para que tu niño esté interesado en la lectura, deberás leerle con frecuencia. Si te es posible, deberías empezar cuando sea un bebé y continuar hasta sus años de escuela. Lee libros con historias que comprenda; a una temprana edad, podrías leerle de 3 a 4 libros cortos por día.
1. Reúnase con la maestra de su hijo. Tan pronto como comience el año escolar, busque la manera de reunirse con la maestra de su hijo e infórmele que desea ayudar a su hijo a aprender. Dígale con claridad que si percibe que surge algún problema, usted desea saberlo inmediatamente. Hablar con la maestra de su hijo ofrece muchas ideas para empezar una colaboración.
Esta acción motivara al alumno a interactuar con el libro, además ayudara también a que el alumno desarrolle su capacidad de comprender lo que está leyendo. Nuestro objetivo principal como maestras de preescolar al momento de enseñar a nuestros niños a leer es hacer que ellos se “escuchen” y sobretodo “comprendan lo que leen. Muchos niños que pueden decodificar palabras y “leer” con mucha fluidez  pueden a la vez no ser capaces de comprender lo que están leyendo. Si un niño no puede comprender lo que está leyendo, ¡realmente no tiene sentido que sepa leer!
8. Conducta Prohibida del Usuario.Usted garantiza y está de acuerdo en que, mientras use el Sitio Web y los diversos servicios y artículos que se ofrecen en o a través del Sitio Web, usted no: (a)personalizará a ninguna persona o entidad ni desvirtuará su afiliación con alguna otra persona o entidad; (b)insertará su propio anuncio, posicionamiento de marca o algún otro contenido promocional o el de un terceroen cualquiera de los contenidos, materiales o servicios o materiales del Sitio Web (por ejemplo, sin limitación, en una actualización RSS o en un programa de radio grabado (podcast) recibido de J4Ko de algún otro modo a través del Sitio Web), ni usará,redistribuirá, republicará o explotará dichos contenidos o servicios con cualquier otro propósito adicional comercial o promocional; ni (c)intentará ganar acceso no autorizado a otros sistemas de cómputo a través del Sitio Web. Usted no: (i)participará en navegar por la red, en “raspar (scraping) la pantalla”, “raspar (scraping) la base dedatos”, en recolectar direcciones de correo electrónico, direcciones inalámbricas u otra información personal o de contactos, o cualquier otro medio automático de obtener listas de usuarios u otra información de o a través del sitio Web o de los servicios ofrecidos en o a través del Sitio Web, incluyendo, sin limitación, cualquier información que se encuentre en algún servidor o base de datos relacionada con el Sitio Web o los servicios ofrecidos en o a través del Sitio Web; (ii)obtendrá o intentará obtener acceso no autorizado a los sistemas de cómputo, materiales o información por cualquier medio; (iii)usará el Sitio Web o los servicios puestos a su disposición en o a través del Sitio Web de alguna manera con la intención de interrumpir, dañar, deshabilitar, sobrecargar o deteriorar el Sitio Web o dichos servicios, incluyendo, sin limitación, mandar mensajes masivos no solicitados o “inundar” servidores con solicitudes; (iv)usará el Sitio Web o los servicios o artículos del Sitio Web en violación de la propiedad intelectual o de otros derechos legales o patrimoniales de J4Ko de algún tercero; ni (v)usará el Sitio Web o los servicios del Sitio Web en violación de cualquier ley aplicable. Usted se obliga además, a no intentar (o alentar o apoyar el intento de otro) a embaucar, destruir, decodificar, o de otro modo alterar o interferir con el Sitio Web o con los servicios del Sitio Web, o con cualquier contenido del mismo, o hacer cualquier uso no autorizado del mismo. Usted se obliga a no usar el Sitio Web de alguna manera que pudiera dañar, deshabilitar, sobrecargar o deteriorar el Sitio Web o interferir con que cualquier otra persona pueda usar o disfrutar del Sitio Web o de cualquiera de sus servicios. Usted no obtendrá ni intentará obtener algún material o información a través de cualquier medio que no haya sido estipulado o puesto a la disposición del público intencionalmente a través del Sitio Web.
Incluso si su alumno está fascinado con los libros, su fascinación disminuirá rápidamente si no ve la lectura modelada en su aula de clase. Si usted no es un amante lector, ¡haga un esfuerzo consciente para que sus niños lo vean leer durante al menos unos minutos cada día! ! Pero demuéstrale a sus niños que la lectura es algo que incluso los adultos deben hacer. 

Síguele leyendo. Así como le has enseñado el placer de leer antes de que aprendiera a hacerlo, deberás continuar fomentando la lectura al leerle o leyendo juntos diariamente. De esta manera, tu niño desarrollará una conciencia fonémica más sólida cuando vea las palabras mientras se las leas, en vez de esforzarse por hacer ambas cosas al mismo tiempo por sí solo.
Esta acción motivara al alumno a interactuar con el libro, además ayudara también a que el alumno desarrolle su capacidad de comprender lo que está leyendo. Nuestro objetivo principal como maestras de preescolar al momento de enseñar a nuestros niños a leer es hacer que ellos se “escuchen” y sobretodo “comprendan lo que leen. Muchos niños que pueden decodificar palabras y “leer” con mucha fluidez  pueden a la vez no ser capaces de comprender lo que están leyendo. Si un niño no puede comprender lo que está leyendo, ¡realmente no tiene sentido que sepa leer!
18. Anímelo a usar la biblioteca. Las bibliotecas son lugares de aprendizaje y descubrimiento para todos. Al ayudar a su niño a descubrir la biblioteca usted lo iniciará en un camino seguro hacia el aprendizaje independiente. Las bibliotecas también tienen un gran número de recursos para estudiantes de todas las edades, como material de referencia, computadoras y muchos tipos de libros, ¡sin mencionar que ofrecen un lugar tranquilo para estudiar y hacer la tarea! Servicios de la biblioteca para niños de edad escolar describe los servicios que las bibliotecas ofrecen a los estudiantes.
Enséñale a juntas sonidos por palabras. Bien, una vez que tu hijo sabe reconocer las letras del alfabeto y el fonema de cada una de ellas, llegará el momento de unirlas en las palabras. Practica y practica con todas las palabras del cuento que elijas. Señala con el dedo cada palabra y pídele que intente descifrar cómo sería. Puedes ayudarle, pero deja que primero lo intente él. 
×